buscar

Florida 943. Buenos AIres. [mapa]
Tel 4312 3214
Lun a Vie 10.30 a 20 hs. Sáb de 10.30 a 14 hs.

www.cceba.org.ar

Un viaje en el Expreso Imaginario

Un viaje en el Expreso Imaginario

Jorge Pistocchi Pipo Lernoud

Del 22 de Septiembre al 12 de Noviembre de 2011 - Inaugura: 19hs  - Entrada: libre y gratuita

 
anterior siguiente
 
 

Un repaso por algunas de las tapas más representativas de una revista independiente que formó parte fundamental de la historia reciente de la Argentina, entre 1976 y 1983. 
El proyecto conjunto de Jorge Pistocchi y Pipo Lernoud, basada en la libertad y la exploración, logró editarse sin interrupciones durante los años que duró la dictadura militar.

 

Para la inauguración, el grupo Cuerpo Eléctrico ofrecerá una performance de música, poesía y proyección de imágenes en la que participarán Pipo Lernoud, Osvaldo Vigna y Hernán (poesía), Tito Losavio (música) y Ernesto Baca (imágenes).

 

En el marco de la exposición Expreso Imaginario se desarrollarán tres mesas de debate en torno al papel de esta publicación durante los años en los que pudo adquirirse en los kioscos.

 

La programación prevista es la siguiente:

 

Periodismo independiente en plena dictadura
29/9 (CCEBA FLORIDA 943)

 

Contar la historia del Expreso Imaginario en una charla-debate acompañada por proyecciónes, es también meterse en un viaje de descubrimiento, tratando de encontrar algunos de los muchos significados de esa aventura editorial.

 

El arte del Expreso Imaginario
28/10 (CCEBA FLORIDA 943)

 

Por su propia impronta de anarquía y exploración, el Expreso utilizó todos los elementos gráficos disponibles y los mezcló sin prejuicios. Desde las tapas de asombrosa originalidad hasta las fotonovelas delirantes, desde el delicado trazo de los mejores dibujantes de la época hasta las obras maestras de la fotografía, todo era reciclado con un ingenio artesanal para transmitir un mensaje de libertad en unos tiempos difíciles.

 

Las exploraciones musicales del Expreso Imaginario
4/11 (CCEBA FLORIDA 943)

 

Es ya una leyenda que el periodismo musical argentino entró en su edad adulta con el Expreso Imaginario. Pero acompañar a los músicos en su resistencia durante la dictadura es también una experiencia en la que la creatividad y el riesgo se acompañan y se estimulan mutuamente. ¿Cómo cantar y contar bajo Videla? ¿Qué significa descubrir a los Redondos, Sumo y el punk estando estrechamente vigilado? ¿Donde se encuentran aquellos brotes que, al decir de Fito Páez -corresponsal rosarino de la revista-, “están vivos, están alertas”?

TEXTO DEL ARTISTA

 

Ya se sabe que las tapas del Expreso fueron una marca indeleble de la revista, y un toque de color y locura en los kioscos monocromos y censurados del Proceso. La idea era que cada tapa fuera diferente, y contara una historia por si misma. El famoso tomatazo a Travolta, símbolo de la cultura pasatista que la dictadura quería imponer, es un ejemplo.

 

SOBRE LA REVISTA EXPRESO IMAGINARIO

 

El comienzo de la dictadura más sangrienta de la historia latinoamericana no es una buena oportunidad para empezar una revista basada en la libertad y la exploración. Pero así tuvo que ser…
En realidad la idea ya tenía su tiempo de rodaje. Había surgido de la cabeza eternamente creativa de Jorge Pistocchi, ex mecenas de Almendra, ex director de la revista Mordisco, especializada en rock. Jorge me contactó a mediados de 1975 con una carpeta con dibujos y notas,  un logo y la primera tapa ya diseñada.

 

Empezamos a buscar financiamiento para el proyecto, y pensar en armar un equipo. El primero que se nos ocurrió fue Horacio Fontova, el “negro renacentista”, actor, dibujante, músico, escritor y viejo amigo de las noches de naufragio con Miguel Abuelo y Tanguito. Horacio le pondría la impronta estética al Expreso, una personalidad que la destaca entre las revistas de la Argentina y probablemente del mundo. Jorge trajo a Alfredo Rosso, que estaba terminando la colimba y escribía para su anterior revista, Mordisco. El veinteañero Rosso trajo a dos amigos, Claudio Kleiman –compañero de la colimba- y Fernando Basabru.

 

Cuando finalmente, después de meses de búsqueda y pruebas fallidas, apareció el editor-financista, el abogado Alberto Ohanian, ya era verano. 1976 se nos vino encima, y con él el golpe militar de Videla y sus secuaces. Nos reunimos y nos preguntamos: ¿Qué hacer?
La decisión fue seguir adelante, ver cómo venía la mano, no hablar de temas urticantes: política, religión, drogas. Decir las cosas a través de otros, con metáforas literarias y artísticas. “Hay todo un mundo afuera de lo que está prohibido, y vamos a recorrerlo para no asfixiarnos. Parezcamos una revista de música a los torpes ojos de los censores.”

 

Las reuniones de redacción, delirantes y creativas, eran lo que hoy se llamaría un brain storming, sólo que las ideas y las tormentas eran muy extremas, motorizadas por la brillante imaginación de Jorge y el humor corrosivo del Negro Fontova. La redacción era como una extraña isla de libertad en medio de una ciudad callada y asustada.

 

           Pipo Lernoud

 

ARTISTAS PARTICIPANTES

 
ars omnibus auspician Buenos Aires Gobierno de la ciudad Ley de mecenazgo Itau Cultural Satelital Artebus