buscar

Av. Rivadavia 1864. Buenos Aires. [mapa]
Lun a Vie de 10 a 20 hs.

No hay muestra

En torno al retorno

Rodolfo Zagert Beatriz Pagés Florencia Almirón Florentino Sanguinetti

Del 27 de Septiembre al 11 de Octubre de 2010  - Entrada: libre y gratuita

imagenes
 
 
 

Inaugura lunes 27 a las 19 hs.
Texto de Florentino Sanguinetti / Pintores argentinos en Alemania.
Esta muestra colectiva presenta obras de varios artistas argentinos que han trabajado prolongadamente en Alemania, donde vivieron como becarios del Servicio de Intercambio Alemán de Intercambio Académico (DAAD), como pintores independientes, o como alumnos de diversas Academias de Bellas Artes en ese país. En su mayoría han realizado exposiciones en Alemania y allí se han destacado también por sus actividades docentes y su participación en salones y eventos culturales. Todos ellos han regresado a la Argentina, sin duda en un retorno con experiencias significativas y con la maduración de sus estilos, luego de participar en un ambiente de alta jerarquía en el mundo de la plástica internacional. Esta exposición tiene el carácter de homenaje al Centenario de Mayo, como aporte a la programación cultural que se desarrolla en el país. Alemania ofrece desde la posguerra un destacado florecimiento de las artes visuales con marcadas señales vinculadas a la realidad social y política, dentro del expresionismo, que tanto desarrollo mostró a lo largo del siglo XX. Sus caminos han sido distintos a los de la escuela francesa. Sin embargo también en Alemania se advirtieron amplios sectores de artistas vinculados a la abstracción y a la pintura experimental propia del informalismo, cuyo comienzo inaugurara Paul Klee en la década del 20. Pero en Alemania los grandes artistas modernos sufrieron los efectos de la persecución nazi, que destruyó sus obras o las expuso bajo el lema de arte degenerado. Debieron exilarse o recluirse, o abandonar sus cátedras y talleres. Fue el caso de valientes pintores como Kandinsky, Klee, Groß, Otto Dix, Beckmann, Gropius, Baumaeister en cuyas obras quedó la cicatriz de la persecución que habían sufrido. De allí arranca una impronta muy fuerte que perdura en nuestros días. Es un arte que requiere una observación muy detenida y una interpretación serena, lejana a todo repentismo. Pero desde hace 20 años, luego de la unificación alemana, el advenimiento de grandes pintores de los países del Este y en especial de la República Democrática Alemana, abrió un nuevo espacio con inéditos ingredientes donde los grafismos y el dominio de un arte lineal, se destacan con un lenguaje expresivo y contundente. Los pintores argentinos que allá trabajaron, sin duda percibieron estas variadas influencias. Tal vez se reconozca en ellos alguna característica que los distingue, y que permite vincular su formación germánica. El interés de esta exposición es el de haberlos reunido por primera vez luego del retorno a la Argentina, para poder encontrar en ellos, a pesar de sus diferencias peculiares, un punto en común con el gran arte alemán de todos los tiempos. El arte que han visto en los grandes museos, en los palacios y en los monasterios, en las nuevas bienales; un arte expresivo, complejo, proclive a la confusión y al melodrama, profundo como el conocimiento.

 
ars omnibus auspician Buenos Aires Gobierno de la ciudad Ley de mecenazgo Itau Cultural Satelital Artebus