buscar

Peatonal 25 de Mayo 240 - Córdoba [mapa]

Argañaráz - Cometto

Fernando Cometto Olga Argañaráz

Del 13 de Abril al 30 de Mayo de 2012 - Inaugura: 19.30hs  - Entrada: libre y gratuita

imagenes
 
 
 

Organiza galería de arte María Elena Kravetz.

OLGA ARGAÑARAZ

 

Artista de alma. Escultora sin condicionamientos  y con una originalidad creadora imprevisible.
Presenta sus esculturas con un vigor sin límites, algunas son simbólicas y otras muestran un toque naturalista.

 

Demuestra en ellas sus propias vivencias. Sin ser palabra escrita, tienen el sabor de lo pensado y lo establecido.
Elige los materiales apropiados a cada narrativa del objeto.

 

Realiza trabajos pacientes horadando el acero con la chapa batida al vuelo, combinada en algunos casos con la piedra  reconstituída, ejecutando de este modo el juego rítmico que impone el material a las formas.
Todo lo realiza temperamental y significativamente desde su alma, en un mundo donde prima todo lo efímero.

 

La energía que transmite nos hace mover las fuerzas interiores, la sensibilidad del espíritu y el deseo de crear un mundo nuevo.

 

 

FERNANDO COMETTO

 

Resido en Europa desde 1998; soy licenciado en Psicología y he cursado la facultad de  Bellas Artes.
Mi pintura es el mediador entre la realidad interior que vivo y la realidad particular del entorno social , natural y cultural que habito.

 

Me interesa la diversidad, y el color es una manera muy rica de expresar y disfrutar de lo diferente. La aparición de tantos personajes en mi obra, es la posibilidad de mostrar mis diferentes "Yo", las fuerzas y los miedos, la quietud y el movimiento interno permanente.
Es importante para mÍ ironizar la realidad para no caer en el desencantamiento frente a las situaciones cotidianas, cada uno debería ser capaz de reírse de si mismo.

 

La repetición en la búsqueda pictórica me interesa como fenómeno humano y natural; una repetición que se parece pero que jamás es idéntica; repetición como acción de búsqueda, repetición caótica y serena al mismo tiempo, donde el espacio contiene esa quietud como posibilidad de interacción entre el hombre y su espacio.

 

Nada mas extraño que lo reconocible. El espacio de afuera al volverse propio se incorpora con una intensidad que nos atraviesa y descoloca. Alli puede devenir una suerte de sentirse extranjero en su propio cuerpo y lugar, devenir,  extraterrestre de si mismo, una necesidad de reciclar el interior para reorganizar el mundo propio y el paisaje externo.

 

Un marciano que camina por Av. Colon, y una persona corriente recorre el universo en un platillo volador, hay alguna diferencia?  Al final el Sol siempre es el mismo.

ARTISTAS PARTICIPANTES

 
ars omnibus auspician Buenos Aires Gobierno de la ciudad Ley de mecenazgo Itau Cultural Satelital Artebus