buscar

Juncal 848 [mapa]
Tel 4322-2208
Lunes a Viernes de 12 a 20 hs. Sáb de 11 a 14 hs.

www.galeriahoyenelarte.com.ar info@galeriahoyenelarte.com.ar

Una mirada a mis espaldas

Armando Sapia

Del 04 de Julio al 28 de Julio de 2012 - Inaugura: 19hs  - Entrada: libre y gratuita

 
 
 

Pequeña antología de dibujos 1979 - 2009.

Presentar trabajos realizados a lo largo de veinte años implica para cualquier artista una significativa prueba, pues ahí no hay ninguna posibilidad más que enfrentar en el presente los tiempos distintos y lo bueno o lo malo en la tarea realizada emana inexorablemente. Los fantasmas del pasado –tantas veces caros a Gardel– pueden ser una forma de venganza o pueden redimir al artista en este presente; y me anticipo a decir que la obra que hoy muestra Armando Sapia me depara una fuerte y clara sensación de que nos encontramos en el último caso.

 

Armando Sapia comienza a hacerse visible entre un conjunto de notables dibujantes en la década del 70.

En aquellos dibujos de esta primera etapa es posible ver –con la solvencia que siempre caracterizó a su arte– algunos rasgos de lo que por entonces en la Argentina constituía una verdadera escuela de dibujo: esa singular descriptividad que continuaba o contrapunteaba la línea con el claroscuro.

La figura humana siempre presente aparece en esos dibujos como un punto de partida para iniciar el viaje a otras regiones: como en una pesadilla, el espacio se hace propicio para introducir al espectador en otro “real” donde intranquilizantes metáforas comentan o contestan a ciertas condiciones humanas.

 

Nada de celebraciones; en aquel momento fantasmático la vida canta en falsete y desentonando. Quiero aclarar que este sentimiento del mundo será casi una constante a lo largo de su obra aunque cada vez más el sarcasmo y la ironía van a dar paso a otras objetivaciones y distanciamientos con respecto a ese mismo sentimiento.

 

Después de aquella primera etapa el protagonismo de la línea empieza a adquirir una dimensión fundamental: deja atrás la anterior descriptividad para crear cada vez más –con la libertad que este paso significa– su propio mundo de equivalencias.

 

La línea inventa y reinventa la figura según los dictados de una imaginación que organiza otros “juegos” para hacer crecer en la misma proporción la riqueza formal. Ya no se trata de representaciones del mundo sino de verdaderos micromundos en el plano, que por oblicuos caminos nos llevan al mundo y sus representaciones, al mundo y sus deformaciones.

 

Estas escenas llenas de delirio y sobresalto nos enfrentan a un mundo que adivino fábulas: aquí lo real, lo mítico y los sueños se imbrican –con esa caligrafía contínua y contundente– en un espacio simbólico cargado de alevosas y dolorosas claves.

 

Y no puedo dejar de señalar que más allá de los extraordinarios valores artísticos de su obra, más allá de su destreza y sus acertadas transformaciones la coherencia de Armando Sapia no es sólo una cuestión formal, sino ese poderoso sentimiento que a lo largo de esta diversidad expresiva sigue erigiendo sus insobornables comentarios y señalamientos, como un lúcido y desgarrado testigo de nuestra actualidad.


Raúl Santana
(Tomado del libro “Huellas del ojo – Mirada al Arte Argentino” 2006)
 

ARTISTAS PARTICIPANTES

 
ars omnibus auspician Buenos Aires Gobierno de la ciudad Ley de mecenazgo Itau Cultural Satelital Artebus