buscar

Lavalleja 1062 [mapa]
Tel 4772-6754
Mar a Vier de 13.30 a 20 hs. Sáb de 13.30 a 16 hs.

www.artexarte.com.ar info@artexarte.com.ar

Ser argentino

Sergio Fasola

Del 21 de Marzo al 27 de Abril de 2012 - Inaugura: 19hs  - Entrada: libre y gratuita

imagenes
Descargar

DESCARGAR CATALOGO

 
 
 

Ser argentino.

 

Una definición que aparece como muy difícil, quizás imposible de lograr desde un discurso que no sea el de la mera constatación de un D.N.I. (Documento Nacional de Identidad) cuya foto - antes analógica y pegada, ahora digital y que siempre encontramos que no nos hace justicia - remitiría (se "parecería") al portador de esa identidad asociada a un nombre propio. El propio, justamente.

 

Sin embargo.
Las imágenes de Sergio Fasola podrían quizás constituirse en esa definición improbable, tal vez imposible.

 

Podrían.
Y no para ese espacio que es el del discurso oral o escrito. Podrían hacerlo si se acepta entrar en el juego de pensar con el órgano de la visión. Sé (sabemos) que inmediatamente - no inmediatamente después sino en el mismo instante- vienen las palabras a completar, a "definir". Es allí cuando aparece la imposibilidad, no antes. Mientras mirábamos,  si ese acto aislado resultara posible, reconocíamos algo que puede reconocernos.

 

Pero.
Lo son desde la misma construcción, desde la operatoria o desde el modo de producción del cual emergen: el montaje.
Antes dije que las imágenes de Fasola remitían a la visión. Ahora agrego: la visión que requieren es tanto pictórica como cinematográfica. Como en una película muda, en la que el montaje era fundamental.

 

Sólo que en este caso el film estaría todo él en la superficie de una misma imagen, en ese rectángulo que difícilmente se podría llamar fotografía. En ese sentido también sería lícito hablar de collage.
Y la tentación aparece de pensar la obra de Fasola como surreal, como encuentros sin una pertinencia lógica.  Supongo que -en sentido estricto-
lo surreal a que hago referencia estaría más cerca de Fellini que de los pintores surrealistas.

 

Se puede decir que Fasola es irónico, se puede captar humor en su obra. Pero las imágenes de Fasola no se agotan, ni mucho menos, en esa lectura. Siguen trabajando en nuestros órganos visuales - siempre que entendamos por tales esos que incluyen el pensamiento- de diversos modos. Nos siguen pensando después de la risa ácida que nos despiertan.

 

Entonces.
La posibilidad que emerge - a la que me referí al comienzo-  no es la de una definición única y unívoca (no estamos en el ámbito de la palabra y mucho menos, sin duda, de una palabra verdadera) sino de un espacio de reconocimiento que no nos dice - a nosotros- pero que nos reconoce en algún lugar de ese rectángulo y nos convoca a pensar, no ya el significado sino el despliegue, los devenires, la pluralidad al borde que nos atraviesa, esa esquizofrenia que somos.

 

Roberto Echen

ARTISTAS PARTICIPANTES

 
ars omnibus auspician Buenos Aires Gobierno de la ciudad Ley de mecenazgo Itau Cultural Satelital Artebus