buscar

Esmeralda 978 [mapa]
Lun a Vie de 11 a 19.30 hs.

www.gcarte.net gcarte@gcarte.net

No hay muestra

Minimal

Ignacio Valdéz

Del 04 de Agosto al 26 de Agosto de 2011 - Inaugura: 19hs  - Entrada: libre y gratuita

 
 
 

Box with the Sound of Its Own Making fue una obra creada por el estadounidense Robert Morris en 1961.

¿En qué consistía? En un cubo de madera que contenía una grabación de tres horas y media con los sonidos de su propia construcción.

Quizá este sea el ejemplo más extremo del interés de algunos artistas por el proceso creativo, más que por el producto final. Las últimas obras de Nacho Valdez pertenecen a este grupo.

 

La serie de dibujos que presenta en esta ocasión hablan de cómo fueron hechos. Nada parece distraer de este cometido, no hay anécdotas, ni símbolos, ni alardes técnicos. Luego, reduce su paleta de colores al negro, rosa, plateado, dorado y uno que otro más. No le interesa seducir al espectador, aunque los planos de color o la raya misma puedan decir lo contrario.

Podría ser un minimalista más, pero se aleja de ellos cuando exacerba la manualidad al extremo, cada uno de sus dibujos, sean planos de color o manchas o rayas, surge de una obsesiva interpretación del gesto que repite y suma. En algunas obras el resultado es un monocromo logrado mediante una técnica precisa de repetición sistemática de pequeñas rayas.

 

Lejos de ser homogénea, la superficie muestra sutiles vibraciones de luz. En otro grupo, Nacho trabaja exclusivamente la forma “raya”, pone el énfasis en una columna central y puede adherir delgadas rayas para acompañarla.

El resto del papel permanece blanco, pero no inmaculado. El mismo artista creó la expresión “spam del dibujo” para referirse al “correo no deseado” de esta técnica, es decir toda aquella desprolijidad emanada del mismo quehacer, los bordes laxos, la mancha de grafito que la mano desliza sin querer sobre el papel y otras imperfecciones.

Todo esto se muestra con orgullo, como si intentara demostrar que no fue una máquina que actuó sobre el soporte, sino un ser creativo e imperfecto. Existe otro grupo de obras donde no hay meticulosidad sino mancha oscura lograda con los dedos.

Si lo otro era puro control con indicios de error; esto es puro descontrol, sin indicios de disciplina. Con excepciones. Rompen la regla esas obras con superficies plateadas o doradas, luego invadidas por el caos de la mancha oscura. Hay una mesa de luz de trabajo que ahora devino “mesa-objeto-escultura”, sobre ella Nacho trabaja su serie de manchas y es ella la que se muestra como una herramienta más, como parte del interior de aquella caja de Robert Morris.

 

¿Cómo entender que esa obra caótica y aquella tan rígida pudo surgir de la misma persona? No hay misterio. Sobre una de las mesas de trabajo de su taller hay un ejemplar del Tao Te King. Entre los lápices hay uno coronado con capuchón-Buda de plástico. La práctica del yoga y del kung-fu son habituales para nuestro artista. La observación de la naturaleza también (en su estudio hay un ventanal que mira a una arboleda).

Es decir, hay una conjunción de elementos en la vida del artista que acompañan su obra, cualquiera que haya incursionado por el budismo o el taoísmo, cualquiera que haya conocido disciplinas orientales o que simplemente se haya detenido en mirar con conciencia su entorno puede entender más fácilmente que no hay contradicción entre la disciplina y la intuición.

Si Nacho hubiera fabricado su Box with the Sound of Its Own Making retumbaría más de tres horas y medias con esto mismo: disciplina e intuición.

 

Julio Sánchez

ARTISTAS PARTICIPANTES

 
ars omnibus auspician Buenos Aires Gobierno de la ciudad Ley de mecenazgo Itau Cultural Satelital Artebus