buscar

Junín 1930 [mapa]
Lun a Vie 14 a 21 hs. Sáb Dom y fer 10 a 21 hs.

www.centroculturalrecoleta.org

No hay muestra

Homenaje al Círculo

Muestra colectiva

Del 20 de Noviembre al 14 de Diciembre de 2003  - Entrada: libre y gratuita

imagenes
 
 
 

Visita Guiada viernes 12 de diciembre 17 hs

´Homenaje al Círculo´

Círculo, forma geométrica visualmente contundente a la hora de la observación.
Con frecuencia, emblema solar.
Casi todas las representaciones del tiempo adoptan la forma circular.
Imagen de aquello en lo cual el principio coincide con el fin, es decir el eterno retorno. Círculo... Circunferencia ... Movimiento Circular ... a veces se los confunde, aunque en el sentido más general engloba los tres aspectos.
El círculo plantea un desafío... Como se desarrolla la vida, se desarrollan las formas.
Cristi Redin / 2003
Coordinación y asistente de curaduría.CCR


Poema de Susana Szwarc / escritora y poeta

Otro círculo
se arrastra a la luz,
¿de la luna?,
¿del sol?,
¿de las sombras?

Esta luz,
y vos y yo cuchicheando
como quien quiere nombrar
adentro -afuera.
Pendientes del círculo.
Insomnes por un color o su palabra.

En el movimiento un accidente
agrieta el círculo.

En lo roto la fuga es imperfecta.

Homenaje al círculo
Raúl Santana

Círculo - en sentido estricto superficie limitada por una circunferencia-, evoca, no obstante, una multitud de acepciones: ´el círculo se va a cerrar´, ´círculo mágico´, las asociaciones para distintos fines que agrupan a un conjunto de integrantes. Y podríamos seguir ejemplificando extensamente, para advertir que la palabra, además de su significación en la geometría tiene una variada cantidad de usos.

Por otra parte, no podemos evitar su carga etimológica: círculo proviene del latín ´circulum´ que es el diminutivo de ´circus´; y aquí nos encontramos en la arena que es el circo, ese limitado territorio donde se despliegan las más audaces actuaciones, aquel maravilloso espacio de equilibristas, payasos, acróbatas y domadores, convocando la emoción, el miedo y la expectativa, tan semejantes en todo a la propia vida.

Desde la antigüedad, tanto en Oriente como en Occidente, el círculo ha ocupado un espacio fundamental: como figura de meditación en los mandalas, como figura de enigma y perfección en los pitagóricos, sin olvidar que en la base de casi todas las primitivas cosmovisiones subyace la idea de lo circular, del eterno retorno, donde el tiempo nos trae en cada época la reiteración de las estaciones con sus frutos y cosechas: tiempo mítico opuesto al de la modernidad, que es lineal, pero no ha impedido que se haya vuelto a hablar en la últimas décadas de re-ciclado, lo que no deja de ser una extraña aparición del tiempo cíclico- clásico- , en el tiempo lineal.

León Battista Alberti, aquel arquitecto y teórico de la perspectiva del siglo XV, dijo en alguno de sus escritos que el círculo y el cuadrado, por ser figuras perfectas, debían reservarse a las construcciones dedicadas al culto. De más está decir que su presencia en la arquitectura religiosa es evidente. Tampoco podemos olvidar la circularidad de la ley de inercia de Galileo Galilei , fundamento de la mecánica clásica.

Homenaje al Círculo, la muestra que hoy presentamos, admite la noción de la figura en sentido amplio, es decir, no se trata sólo de aquellos artistas geométricos que han venido trabajando específicamente en el círculo, sino de una convocatoria que se despliega entre lo racional y lo existencial. En este sentido, racional y existencial valen como lo necesario y lo contingente, como el orden y el azar. Estas aclaraciones son pertinentes porque en las artes visuales hablar de círculo, es remitirse a ese largo capítulo que es la geometría. En esta muestra imperan otras inquietudes que hacen del círculo, el receptáculo para signos, azarosas materias e intuiciones que van más allá de la forma geométrica. O mejor dicho, esta muestra es la variada resonancia que esta figura geométrica ha tenido en cada uno de los artistas convocados.

Enrique Arau, artista argentino de larga residencia en el exterior, encontró de pronto que había venido realizando sus relieves circulares casi como un rito. Atravesado por una particular circunstancia de su vida, tuvo la idea de agrupar a un conjunto de artistas amigos y otros, para realizar el Homenaje. Cuando me propuso el proyecto, me pareció interesante, pero pensé un montón de cosas que iban en otra dirección que las que había ideado el artista. Confieso que me costó llegar a entender que el círculo que pensaba Arau estaba más próximo al tiempo del eterno retorno que a la figura paradigmática de la geometría. Pero ambos coincidimos al fin en que la perfección casi mística del círculo debe admitir esas manifestaciones de la existencia que a veces nos alejan de aquella perfección.
Raúl Santana. Curador CCR / 2003


Silvia Yankelevich

El círculo era el eterno retorno del mito y de la ontología griega.
Nada en Nietzsche indica, sin embargo el eterno retorno como círculo. En la circularidad mítica y griega no hay novedad ,no se produce lo nuevo.

Nos interesa el eterno retorno como devenir, será la repetición pero de lo otro, de la novedad y de la diferencia. Cada repetición es ya diferencia y el tiempo es la diferencia misma .El tiempo somos nosotros. Entre el presente como pasado infinitamente contraído y el pasado como preexistente hay una serie  de círculos con rasgos propios. Cuando recordamos saltamos de uno a otro círculo.

La frase de Fellini ´estamos construidos en memoria, somos a la vez infancia, adolescencia ,la vejez y la madurez´, habla de esos círculos.

La palabra hebrea Eben ,que quiere decir piedra ,contiene a la vez la palabra padre e hijo, repetición y diferencia.

En Buñuel , su obra , el tiempo es casi siempre cíclico. Se trata de círculos abiertos .

No es lo mismo Aión que Cronos.  Aión es la eternidad pero también instante presente. Cronos es el tiempo de los cuerpos.  Aión es el tiempo del acontecimiento ,de lo incorporal . En Cronos todo vuelve en su marcha circular en Aión la línea del laberinto, despojos ,y todo el azar. Se puede pensar hacer del pasado y del futuro un círculo , donde ni el pasado es anterior ni el futuro es posterior. Y el presente ? Es el advenir que se presenta como siendo sido. El presente recobrado no es el ahora, no es igual el recuerdo que la reminiscencia. El presente recobrado es el instante de la decisión, del giro Quizás del arte. Ni el tiempo vulgar, el del ahora, ni el de la eternidad.
Entre el tiempo perdido y el recobrado ambos no hacen un círculo cerrado, hay un hiato, otra vez un diferencial.

Sin un acto de decisión, no es posible pensar,  ese corte, algo interrumpe el círculo.

Vuelta, giro, retorno aunque desviado del sentido, lo imposible que reúne a la vez el siempre y el nunca ,aquello que adviene, el arte. Al cerrarse el trazo sobre sí se produce una apertura, una diferencia, el arte entonces es quizás ese punto de lo que nunca vuelve a ser lo que era, ese instante privilegiado, imposible.
Silvia Yankelevich psicoanalista / 2003

 

ARTISTAS PARTICIPANTES

  

Julián Agosta

 

Mariana Schapiro
José Landoni
Eduardo Mac Entyre
Miguel Angel Vidal
Enrique Broglia
Ernesto Pesce
Silvia Della Maddalena
Elías kortzac
Jorge Rivara
Alberto Delmonte
Marisa Ladeda
Leopoldo Torres Agüero
Verónica García Ardura
Enrique Matticoli
Bolivar Gaudín
Carmelo Arden Quin
Enrique Arau
César López Osornio
Mónica Canzio

 
ars omnibus auspician Buenos Aires Gobierno de la ciudad Ley de mecenazgo Itau Cultural Satelital Artebus