buscar

Viamonte 525 [mapa]
Tel 5555-5453
Lun a sab de 10 a 21 hs. Dom de 12 a 21 hs.

Deconstrucción

Deconstrucción

Claudia Costantini

Del 17 de Noviembre al 21 de Noviembre de 2016 - Inaugura: 19hs  - Entrada: libre y gratuita

 
anterior siguiente
 
anterior siguiente
 
 

En el marco de Expoartistas 2016.

Cuando Claudia Costantini pinta, se abstrae del mundo exterior, y habita el propio, el de su ser más s secreto. En ese diálogo entre ella y su pintura se establece un pacto: el de dejarse llevar por las emociones y dar rienda suelta a su veracidad, y es ahí donde se produce el momento mágico, cuando emergen las imágenes que pueblan el lienzo, donde aparecen las capas sobre las capas, y las formas ocultas del inconsciente cobran materialidad y espesor.
 
Su pintura llama al tacto, al acercamiento: si uno pudiera, tocaría sus obras como un ciego toca el rostro de una persona para identificar sus rasgos.
Sus cuadros son expansivos y tienen la corporeidad de lo texturado. En los mismos, hay grietas, superficies rugosas, colores que se superponen y dan tonos nuevos, inexplicables. De esa manera, lo fantasmagórico adquiere protagonismo. En las obras de Costantini, hay apariciones, que pugnan por salir, y que cada espectador encontrará de acuerdo a su propia mirada.
 
Las figuras fantasmáticas emergen: una mujer acariciando a su dragón interno, aves incendiadas que vuelan y dejan su estela en la esfera celeste, paredes de cuevas con mensajes cifrados de alguna tribu antigua, seres humanos sentados en torno de alguna fogata, un sol inmenso iluminando campos de trigo, una ventana de hierro con círculos y cuerdas que permiten ver a travéss de ella.
 
Las imágenes, que evoca la obra de Costantini, son múltiples, pero todas comparten la intensidad de lo que no se ve a primera vista, sino que sólo surge a partir de una  revelación. La obra de Costantini tiene la potencia de la  revelación: en sus pliegues y recovecos, se hacen visibles imagenes latentes que se manifiestan e impactan ante los ojos del alma.
 
Alicia Nieva
 
Cada nueva exposición de Claudia Costantini reafirma el lugar que  ocupa dentro de las expresiones plásticas argentinas. Claudia pinta narrando un viaje personal, que se hace visible por medio de la creación de símbolos exacerbados  por el color. Propone, con plena vigencia, un sentimiento de encuentro con el otro, buscando desde una mirada limpia y despojada una vibrante emoción universal.
 
Claudia cuando expone presenta  siempre nuevas series. Reafirma así un compromiso de búsqueda con lo que permanece; un tiempo visceral único, solo posible de hacerlo emerger cuando se  vive el arte con intensidad.
En una serie anterior: “Fusión”, buscó la máxima expresión al partir de la aplicación de elementos  geométricos. Creaba así un laberinto visual, enigmático y atrayente  que al contemplarlo, destacaba una conexión energética.
En otra serie que denominó Dharmica, exaltó la mente del artista conectada a la creatividad, destacando  en la superficie de la obra la elegancia del trazo y la exaltación de texturas.
 
Hoy en “Lo que los ojos no ven”, Claudia alcanza la máxima expresión. A través de la aplicación del claroscuro el cuadro se puebla de emociones tanto de momentos dramáticos como de instantes de  satisfacción. Conviven así en la tela diversas instancias que se dan  también en la vida. Aparecen zonas oscuras que remiten por su  profundidad a momentos propios, duros, pero también, deja al descubierto  zonas luminosas y coloridas que confirman una superación personal. 
 
Como un navegante que atraviesa la tormenta encuentra momentos de calma. El cuadro terminado arriba  a esa  orilla que parecía lejana. La imagen pasa a ser así la superación de diferentes momentos que acontecen y su contemplación, nos remite desde la  dimensión estética a un instante de vida vital, sutil.
 
Julio Sapollnik
 

ARTISTAS PARTICIPANTES

 
ars omnibus auspician Buenos Aires Gobierno de la ciudad Ley de mecenazgo Itau Cultural Satelital Artebus