buscar

Viamonte 525 [mapa]
Tel 5555-5453
Lun a sab de 10 a 21 hs. Dom de 12 a 21 hs.

Corpus

Catharina Burman

Del 21 de Febrero al 24 de Marzo de 2008  - Entrada: libre y gratuita

imagenes
 
 
 

Inaugura jueves 21 a las 19 hs.


Texto de Catharina Burman /
CORPUS es una instalación que pretende una reflexión sobre el cuerpo femenino desde dos ángulos. Como instalación utiliza la escultura para describir un mundo íntimo femenino dentro de moldes de modistería talla 8. Así mismo utiliza la fotografía presentando el cuerpo sin retoques de mujeres de 21 a 93 años en ropa interior. Los moldes en papel pergamino e iluminados tenuemente se encuentran colgados uno tras de otro dentro de un espacio íntimo rodeado de cortinas de plástico. En una pasarela de espejos se refleja el interior de cada uno de estos moldes creando un paisaje simbólico del mundo femenino. Las fotografías a color tomadas sin preparación y sin maquillaje, presentan mujeres comunes en ropa interior, con diferentes tallas y medidas en contra posición a lo que los medios de comunicación actuales presentan como modelos de belleza. Al reverso de cada fotografía el espectador se ve reflejado a sí mismo formando parte de la instalación. Texto de Gabriela Francone / Catharina Burman concibe un pequeño pelotón. En su fila apretada agónicos moldes evocan el cuerpo femenino cosificado. Lábil target del mercado, la pasarela o el probador. El cuerpo, como res de los media, como artículo de lujo de la industria audiovisual, sujeto a sus patrones normalizados. Artículo que parece hallarse disponible por doquier como cebo y carne de cañón (las Evas virtuales abundan, por caso, en sus remotos paraisos.com, potestad de dios o de quien lo demande en la red). Estas blancas criaturas que incuban extraños males evocan también los ejércitos devotos y disciplinados que se avienen periódicamente a los cada vez más sofisticados rituales de control y de mantenimiento. El cuerpo como paisaje abyecto. Como territorio de disputada jurisdicción. Nos dejan ver curiosas excrecencias, ominosos sarpullidos, incrustaciones, valles ensangrentados y senderos de espinas. De ellos cuelgan vías y drenajes en uso, historias fallidas y hasta el Niño Dios. No hallamos en esta singular unidad-de-terapia-exhibidor deliciosas criaturas perfumadas. Encontramos en cambio, resignados cuerpos insomnes. Suspendidos aguardan su hora con el desgano del suero. Una serie de fotografías de mujeres encontradas completa la exhibición. La artista nos refiere una vez más a las espirales de turno de la belleza ideal y a la extrañeza de una realidad prèt a porter.

ARTISTAS PARTICIPANTES

 
ars omnibus auspician Buenos Aires Gobierno de la ciudad Ley de mecenazgo Itau Cultural Satelital Artebus