buscar

Av. Figueroa Alcorta 3415 [mapa]
Jue a Lun y Fer 12 a 20hs. Mie a 21hs. Mar cerrado

www.malba.org.ar

Alicia Penalba. Escultora

Alicia Penalba

Del 13 de Octubre de 2016 al 17 de Febrero de 2017 - Inaugura: 19hs  - Entrada: $ 100.- Mie $ 50.-

 
 
 

Curadora:
Victoria Giraudo.

Primera exposición antológica en un museo argentino de la artista Alicia Penalba, compuesta por una selección de sus esculturas abstractas. Se incluyen cuarenta piezas de diferentes series y períodos: totémicas, aladas, monumentales y petits, realizadas durante más de treinta años de trayectoria, desde su radicación en París en 1948 hasta su fallecimiento repentino en 1982. Además, se exhiben en la explanada del museo cuatro esculturas (una alada y tres tótems) concebidos por la artista especialmente para el espacio público. Las obras provienen de importantes colecciones privadas y públicas de nuestro país.
 
Durante los años 50 y principios de los 60, Alicia Penalba concibió diferentes series de obra: verticales o totémicas, por elementos separados, caracolas, aladas, dobles y formas voladoras. Con estas tipologías experimentó en múltiples repeticiones, ritmos, variaciones y cambios de escala; buscó contrastes entre texturas, brillos y opacidades, lo rústico y lo refinado. También alternó con la materia pesada de la arcilla fundida en bronce o en cemento -que desmaterializó mediante el uso de las resinas poliéster y de las transparencias del vidrio Securit-, y jugó con el resplandor del dorado pulido, el acero inoxidable y la alpaca.
 
En palabras de Victoria Giraudo: “Trabajar con las manos en la arcilla, e involucrar todo su cuerpo y su mente fue catártico: su obra se convirtió en vehículo de canalización de sus obsesiones. Alicia recurrió a los recuerdos de evasión solitaria de su infancia, a la relación simbiótica que había establecido con la imponente naturaleza de los diferentes lugares que le tocó habitar”, explica la curadora de la exhibición. “Lo mineral y lo vegetal le permitieron espiritualizar simbólicamente su erotismo primitivo y liberarse en formas autónomas y orgánicas que fueron buscando cada vez más el vuelo y la inmaterialidad espacial”, agrega.
 
Penalba pasó de las primeras maquetas, bocetos y petits, a la conjunción con la arquitectura y la monumentalidad del espacio público, a la vez que experimentó lo milimétrico de las joyas en plata y oro, y reivindicó los objetos de uso cotidiano (tomando su significación de las civilizaciones primitivas). 
Resultado de la colaboración con el Archivo Alicia Penalba -que además aportó datos claves para la investigación curatorial-,  la exhibición incluye dos vitrinas con porcelanas, joyas, tapices, fotos y documentos, que dan cuenta de su pensamiento y sus procesos de producción. Esta documentación también fue fuente del film documental realizado especialmente para la ocasión por El Pampero Cine.

En el film se dan a conocer las obras de carácter monumental realizadas por Penalba en espacios públicos para sitios específicos como la Universidad de Saint-Gall, Suiza (1963); el Hakone Art Museum, Japón (1969); la MGIC Investment Corporation Milwakee, USA (1978) y la Société Roche Neuilly, Francia, entre otros. Estos trabajos posicionan a Penalba en un lugar destacado de la historia del arte no figurativo argentino, por ser de las pocas mujeres en realizar obra escultórica de escala monumental.
 
Alicia Penalba. Escultora continúa la serie de proyectos de sala 3 que buscan revisitar la producción de artistas mujeres que por diferentes motivos no han sido suficientemente reconocidas en su época, o cuyo trabajo aún no ha cobrado su real dimensión en la historiografía del arte contemporáneo.

 

ACTIVIDADES

 
Conferencia inaugural: jueves 13 de octubre, 18 hs.
A cargo de la curadora en conversación con la crítica Laura Isola
 
Solicitar acreditación de prensa a: prensa@malba.org.ar
Se podrá ver en vivo por streaming en: https://www.youtube.com/user/museomalba/live
 
 
Catálogo
 
En el marco de la muestra, se presentará la primera publicación de referencia sobre su obra, editada conjuntamente por el Archivo Alicia Penalba, MALBA y Editorial RM. Este libro es el resultado de años de investigación de su archivo y constituye la publicación más exhaustiva sobre la artista hasta la fecha. Incluye un prólogo escrito por Hans Ulrich Obrist donde relata el descubrimiento de las esculturas de Penalba en su época de estudiante durante la década de 1980. “Aunque nunca tuve la suerte de conocer personalmente a Penalba, su obra ha tenido una presencia constante en mi vida.
 
El recuerdo de sus esculturas durante mi experiencia de formación en San Galo, donde también curé mi primera exposición –The Kitchen Show– y tomé contacto con la renegociación de la relación entre ecología, economía y producción humana de Binswanger, continúa influyéndome actualmente” – señala Olbrist. La publicación incluye también los ensayos “Andábamos para encontrarnos” de Mario Kier Joffé (Archivo Penalba), “La escultura de Alicia Penalba en el campo expandido de la televisión” por Elisabeth Levobici, “Alicia Penalba desde Buenos Aires” de Mercedes Casanegra y “Un enfoque en ocho puntos de la obra escultórica de Alicia Penalba” por Jörn Merkert. Además contiene una amplia selección y catalogación de sus obras, cronología biográfica y bibliografía. La publicación de 280 páginas se publica en doble edición, español e inglés.
 

ARTISTAS PARTICIPANTES

  

Alicia Penalba

 

(San Pedro, Bs. As., 1913 – Landes, Francia, 1982)
Lejos de Bs As, de su familia y de su obra pictórica, a los 35 años, Alicia Penalba se descubre escultora en París. Entre 1949 y 1950 concurre al taller de Ossip Zadkine en la Grande Chaumière. Admira a Brancusi y a Hans Arp, a Giacometti y a Pevsner. En 1951, luego de destruir su obra anterior, produce sus primeras esculturas abstractas. En 1957 presenta sus bronces totémicos en la primera muestra individual; es el comienzo de una carrera que trascendió Francia para ocupar un lugar en la escultura del siglo XX. Participa de la II Documenta, Kassel, en 1959 y dos años después, en 1961, recibe el Gran Premio de la Bienal de San Pablo. Durante los años 60 madura su serie de esculturas aladas y se suceden las exposiciones junto con el ingreso de su obra a colecciones museísticas y particulares de Europa y América. En 1964 participa en la III Documenta. En 1968, el Musée d´Art Moderne de la Ville de Paris inaugura Totems et tabous. Lam, Matta, Penalba, muestra compartida con otros dos maestros del arte latinoamericano. El mismo museo organiza en 1977 una gran retrospectiva de su obra. En 1963, en una lograda colaboración con la arquitectura, realiza un conjunto escultórico monumental para la Universidad de St. Gallen, Suiza. En 1969 hace un gran relieve de poliéster dorado para el museo al aire libre de Hakone, Japón. A lo largo de la década de 1970, con la intención de llegar a un público amplio, trabaja en bronces monumentales para espacios abiertos y también en formatos pequeños y múltiples. En 1982 muere en un accidente junto a su compañero, el fotógrafo francés Michel Chilo.
Sus obras integran las colecciones del Centre Pompidou, París; Brooklyn Museum y The Schulhof Collection, Nueva York; Dallas Museum of Fine Arts, Dallas; Hirshhorn Museum and Sculpture Garden, Washington; Fondation Pierre Gianadda, Martigny; Zentrum Paul Klee, Berna; Rijksmuseum Kröller-Müller, Otterlo; Museu de Arte Moderna, Río de Janeiro; Museo de la Solidaridad Salvador Allende, Santiago de Chile; Museo de Bellas Artes, Caracas; Colección de Arte Amalia Lacroze de Fortabat y Museo Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires.
 
ars omnibus auspician Buenos Aires Gobierno de la ciudad Ley de mecenazgo Itau Cultural Satelital Artebus