buscar

Av. Figueroa Alcorta 3415 [mapa]
Jue a Lun y Fer 12 a 20hs. Mie a 21hs. Mar cerrado

www.malba.org.ar

Adriana Varejão. Historias en los márgenes

Adriana Varejão. Historias en los márgenes

Adriana Varejâo

Del 08 de Abril al 10 de Junio de 2013 - Inaugura: 19hs  - Entrada: $ 32.- Est / Jub / Doc y Mie $ 16.-

imagenes
 
anterior siguiente
 
 

Primera exposición retrospectiva de Adriana Varejão, una de las pintoras más importantes de su generación. Organizada por el Museu de Arte Moderna de São Paulo (MAM), la exposición incluye una selección de 40 obras, reunidas por primera vez para esta ocasión. Abarca varios períodos de su carrera, desde los años 90 hasta hoy, con importantes piezas provenientes de colecciones públicas y privadas de Brasil y del exterior, como el MAM San Pablo y la Fundación “la Caixa” de Madrid.

 

Las obras de Adriana Varejão rescatan y cruzan diferentes historias, tejiendo múltiples narrativas y referencias que van de la historia del arte al arte religioso, de la azulejería a la cerámica, de la China al Brasil (pasando por Portugal), de la iconografía colonial a las imágenes producidas por los viajeros europeos y al arte académico del siglo XIX, de la geometrización de los espacios arquitectónicos a la abstracción geométrica y a la cuadrícula modernista, de los paisajes y marinas a los mapas y los viajes. 

 

Su trabajo integra numerosas colecciones internacionales, como Guggenheim Museum de Nueva York, Tate Modern de Londres, Inhotim Centro de Arte Contemporânea de Brasil, Fondation Cartier pour l´art contemporain de París y el Museo de Arte Contemporáneo de San Diego, entre otras.

 

Curada por Adriano Pedrosa, la muestra está organizada en forma cronológica y presenta por primera vez en Buenos Aires las series más significativas de su trabajo: Terra incógnita [Tierra incógnita], Proposta para uma catequese [Propuesta para una catequesis], Acadêmicos [Académicos], Irezumis, Línguas e Incisões [Lenguas e incisiones], Ruínas de charque [Ruinas de charqui], Mares e Azulejos [Mares y Azulejos], Saunas y Pratos [Platos].

TEXTO CURATORIAL

 

La obra de Adriana Varejão rescata y cruza diferentes historias, tejiendo múltiples narrativas y referencias –de la historia del arte al arte religioso, de la azulejería a la cerámica, de China al Brasil, de la iconografía colonial a las imágenes producidas por los viajantes europeos y al arte académico, de la geometrización de los espacios arquitectónicos a la cuadrícula modernista, de los temas acuáticos a los mapas–. La propia artista, en una entrevista publicada en 2005, menciona su tejido de historias: “[Mi narrativa] es un tejido de historias. Historias del cuerpo, de la arquitectura, del Brasil, del tatuaje, de la cerámica, de los azulejos antiguos portugueses o de los modernos vulgares, de los mapas, de los libros, de la pintura…”.

 

En ese repertorio híbrido y polifónico, un elemento surge como motivo conductor que atraviesa toda la obra de Varejão: el cuerpo, sea rasgado, cortado, dilacerado, descuartizado, en fragmentos o en pedazos. El cuerpo es revelado en cuanto piel y carne de la pintura, habitando los interiores de la arquitectura y descubierto en sus ruinas, representado en las saunas por metonimia. Si el cuerpo es el tema recurrente de la obra, su espíritu es el barroco, lleno de excesos y exuberancia, oro y ornamentaciones, curvas y pliegues, drama y teatralidad. El barroco tiene, sobre todo, la capacidad de absorber otras culturas, de flexibilizarse para incorporar otras historias. Es en ese sentido que se conecta con la mixtura y el mestizaje, claves fundamentales para leer la obra de Varejão. En el pensamiento latinoamericano, el mestizaje se consolida como nuestro signo cultural más fuerte a partir de mediados del siglo XX; así lo señala Irlema Chiampi. Pero se puede detectar allí también una resistencia al eurocentrismo. La mixtura del barroco latinoamericano, según Luis Eustaquio Soares, es un “indicio de la contraconquista colonial, ya que combina tensamente elementos de culturas diversas”. El “pensamiento mestizo” de Serge Gruzinski ofrece otra llave de interpretación para la obra de Varejão, así como la “desoccidentalización” sobre la cual escribe Walter Mignolo, referencias que serán desarrolladas más adelante en las notas sobre las obras. En esta introducción, menciono los autorretratos de Varejão como evidencia de esa mixtura: la artista retratándose como china, mora, negra e india.

 

En ese contexto, se puede señalar una preocupación de la artista por exponer y conectar historias marginales, agregando referencias históricas, personales, literarias y ficcionales. Así, historia puede referirse a la ficción y a la no ficción, a los relatos históricos y a los personales, lo que lanza la pintura en los rumbos de la literatura. Las historias marginales son aquellas casi olvidadas o colocadas de lado por la historia tradicional, historias profundas o íntimas, pero también historias contra la corriente, contadas en los márgenes, historias poscoloniales, su¬balternas, historias mestizas, fuera del centro, historias al Sur, que ganan así una dimensión política.
Historias en los márgenes reúne 41 obras –muchas de las cuales no han sido exhibidas en el Brasil–, que incluyen tres trabajos nuevos hechos especialmente para la exposición en el Museu de Arte Moderna de São Paulo, distribuidas en una sucesión de diez salas. La muestra fue organizada siguiendo un principio cronológico, a partir de 1991. No obstante, a veces la cronología más rígida se quiebra para privilegiar articulaciones temáticas entre las obras de una misma sala. Como la primera exposición panorámica de Varejão, la selección de los trabajos fue pensada para ofrecer los mejores ejemplos de todas las series que produjo: Terra incógnita [Tierra incógnita], Proposta para uma catequese [Propuesta para una catequesis], Acadêmicos [Académicos], Irezumis, Línguas e cortes [Lenguas y cortes], Charques [Charquis], Mares e azulejos [Mares y azulejos], Saunas e banhos [Saunas y baños] y Pratos [Platos].

 

Historias en los márgenes es el título del libro que acompaña la exhibición y, en ese sentido, las historias ganan otra dimensión: son también las notas escritas en los márgenes de las obras de Varejão. El libro incluye nuevas reproducciones de las obras en exposición, acompañadas por sus detalles y por ilustraciones de otros trabajos de la artista que se conectan con los de la muestra. Los textos centrales son las notas de obras; cada obra o grupo de ellas recibe una nota explicativa interpretativa. Se trata de un primer esfuerzo en ese sentido, y las notas no se ofrecen como interpretación única o última, al contrario, son incompletas, tentativas, preliminares, en proceso, ellas también; por lo tanto, marginales. Buena parte del ejercicio realizado a través de las notas consistió en identificar imágenes y fuentes, y resulta de un gran trabajo de diálogo e investigación con la propia artista. Adriana y yo pasamos muchas tardes y noches en su casa y atelier en Río de Janeiro, desmenuzando las pinturas y sus reproducciones, abriendo libros y buscando referencias, rescatando lecturas e investigaciones de la artista, sobre todo las de las pinturas de la primera década de trabajo, los años 1990, tan densas de referencias.

 

En ese sentido, debo agradecer inmensamente a Adriana Varejão por su tiempo y generosidad, por las ricas lecciones de arte e historia a través de las cuales ella me condujo, trazando los caminos de su obra, ampliando mis horizontes y mi biblioteca. Vale recordar mi historia con la artista y su obra: iniciamos nuestro trabajo en la 24ª Bienal de San Pablo, en 1998, cuando Varejão hizo Reflexo de sonhos no sonho de outro espelho [Reflejo de sueños en el sueño de otro espejo], algo que después desarrollamos en la muestra de los Azulejões [Azulejones] en el Centro Cultural Banco do Brasil de Río de Janeiro en 1999 y, más recientemente, en El gabinete blanco, en 2009, en la Colección Jumex, y en la 12ª Bienal de Estambul, en 2011. Algunas de las notas de obras ya habían aparecido en textos míos anteriores, como la referente a Língua com padrão sinuoso [Lengua con patrón sinuoso] (1998), publicada en Order and Corpo (Lápiz, Madrid, 1997), y a Milagre dos peixes [Milagro de los peces], publicada en “Diccionario en obras” –en Geografías (invisibles): arte contemporáneo latinoamericano en la Colección Patricia Phelps de Cisneros, 2008–. Aquí, tuve la oportunidad de desarrollar y profundizar esas lecturas, lo que responde también a mi mayor interés en close readings, lecturas profundas de obras específicas, en una dimensión micro, más que en trazar historias y teorías generales –una atención más dirigida al detalle y al fragmento que al todo, ese universo de muchas maneras inalcanzable–.

 

Agradezco a Milú Villela, por el especial empeño en traer a San Pablo obras y préstamos difíciles y costosos; a Felipe Chaimovich y a Paula Amaral, que facilitaron todo ese trabajo, y a todo el equipo del Museu de Arte Moderna de São Paulo, Cecilia Zuchi, Luis Barbosa, Renata Carreto y Renato Salem. En el atelier de Adriana Varejão, agradezco a Cecília Fortes, Fernanda Tavares y Jeane Terra, por el apoyo durante la investigación, preparación y montaje de la exposición. Las galerías de la artista –Fortes Vilaça, en San Pablo, y Victoria Miro, en Londres– ofrecieron asimismo un apoyo importante para los préstamos. A los coleccionistas, también, debemos un especial agradecimiento, por ceder obras y, en algunos casos, permitir restauraciones puntuales importantes. Por último, agradezco también a Rodrigo Cerviño, de Tacoa Arquitectos; a Isabella Rjelle, mi asistente en San Pablo; a Wilson Shieh y Agnes Lin en Hong Kong, que facilitaron la traducción de algunos textos en chino para identificación de referencias; a Bruno Otávio Costa Araújo, por las preciosas indicaciones bibliográficas sobre historia colonial brasilera, y a mi estimada colega Julieta González, que siempre me señala nuevas lecturas.

 

Adriano Pedrosa

Curador

 

ARTISTAS PARTICIPANTES

 
ars omnibus auspician Buenos Aires Gobierno de la ciudad Ley de mecenazgo Itau Cultural Satelital Artebus