buscar

Miguel Ángel Ríos


Santa María, Catamarca. Argentina (1943)

Nació en San José Norte.

Se trasladó a Buenos Aires en 1958, donde cursó estudios en la Escuela Manuel Belgrano y luego en la Escuela Prilidiano Pueyrredón, donde se graduó de Profesor de Artes Visuales, con especialización en Pintura. A partir de 1966, se dedicó a recorrer el Norte Argentino y dictó cursos en La Rioja, Salta y Tucumán, en la Universidad Nacional de Arte.

 

ver más

En 1976, como consecuencia de la situación política argentina y luego de haber estado detenido en Coordinación Federal, se exilia en EE.UU. y establece su estudio en Manhattan. El ambiente cultural de la gran ciudad impacta en su trabajo artístico. En 1978 viaja a México y descubre una realidad social, un espacio y una luz similares a los del Norte argentino.

En 1979 viaja a Tokio, Japón, y al año siguiente concreta en la Galería Ueda su primera muestra individual importante: Así en la Tierra como en el Cielo, con una serie de pinturas realizadas en Nueva York. A partir de 1981 recorre México, hasta que en 1985 se establece en Oaxaca, donde produce su serie relacionada con la tierra. Luego se traslada a México DF y a partir de entonces alterna su actividad entre México y Nueva York. En agosto de 1992 muestra por primera vez la instalación Huellas del Colonizaje, en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires.

En 1995-1996 la presenta en la II Bienal del Barro de América, en el Museo de Arte Contemporáneo de Caracas Sofía Imbert. A continuación, recorre durante un mes distintos lugares del Amazonas y, al regresar a su estudio de Nueva York, comienza a trabajar con mapas coloniales del continente americano, serie que llamará Crítica postcolonial a través de los mapas. En 1991, conmovido por las imágenes televisivas de la Guerra del Golfo, realiza trabajos con cartones y cajas de Fedex que recoge de la basura, con las que elabora su serie de mapas estratégicos.

En 1994 participa en la muestra Mapping, curada por Rober Storr, en el Museo de Arte Moderno de Nueva York; y en Trade, Roots and Testimonies, curada por Marsha Tucker en el New Museum de la misma ciudad, donde exhibe un gigantesco mapa de kipus sobre lenguas y religiones de América. Alrededor de 1998-1999, acentúa en sus trabajos la toma de consciencia hacia el arte político y trabaja sobre la identidad, el territorio y los conflictos de fronteras.

Entre 1994 y 2000, participa con instalaciones monumentales en importantes exposiciones y bienales de arte como la VI Bienal de La Habana (1997) y la Bienal de Kwangju, Corea del Sur (2000). A partir de entonces, decide terminar con la serie de los mapas para comenzar a trabajar con ideas de video y de sonido. En 2001 produce el díptico videoinstalación Ni el color ni la estatura, a partir de imágenes filmadas de Pelé y Maradona. Luego comienza la investigación y las experiencias con plantas alucinógenas de Latinoamérica. Atraído por los juegos populares de Latinoamérica, realiza una gran serie de videos con proyecciones sincronizadas referida a metáforas sobre la violencia, la superpoblación y el territorio. La concluye con el documental Fuego amigo. En el último lustro, las obras de Miguel Ángel Ríos se presentaron en numerosos e importantes espacios de arte del mundo.

Actualmente, trabaja en nuevos proyectos de video y sonido: en Bogotá sobre el tejo, juego nacional de Colombia; y en los valles calchaquíes del Norte Argentino, sobre los sonidos del eco.


cerrar

 

Archivo de muestra

2011

29.06.2011

Mecha

Ruth Benzacar

2009

20.08.2009

Miguel Ángel Ríos 2001-2008

Museo Malba - Colección Costantini




 
ars omnibus auspician Buenos Aires Gobierno de la ciudad Ley de mecenazgo Itau Cultural Satelital Artebus